Torreznos de Soria

PRODUCTO: TORANZITO

Durante muchas décadas, el cerdo constituía la base de alimentación de las familias sorianas debido al gran aprovechamiento culinario de este animal. Éste convivía con la familia, era alimentado con las sobras y llegado el momento de la matanza ésta se realizaba como un auténtico rito cultural, convirtiendo al cerdo en algo más que el principal sustento de una familia.

Los torreznos, trozos de panceta del cerdo previamente recortada, que se cortan en tiras y se fríen hasta quedar muy crujientes y dorados por el lado de la piel. Son una de las joyas de la gastronomía Soriana y forman parte de uno de los sectores con mayor tradición e historia. Es muy difícil encontrar un establecimiento hostelero en la provincia y zona norte de España que carezca de este producto en sus barras o en sus cartas, ya que el “torreznillo” es tan apreciado por los autóctonos como por los forasteros.

Su fama se debe a su sabor y textura inigualables que se consiguen gracias a unas condiciones climatológicas favorables y al gran arraigo que siempre se ha tenido en la provincia a la cultura porcina.


De la perfecta unión entre toda una tradición heredada de sus antepasados y un proceso de transformación en el que se mezclan las últimas tecnologías además de los mejores controles de calidad, nacieron los “toranzitos”, uno de los productos estrella de Cárnicas Sierra de Toranzo, con la marca de garantía del torrezno de Soria.

Tras una primera fase de recorte de la panceta, despojándola de las partes magras que posteriormente quedarían duras al freír ésta es sazonada y curada de manera 100% natural, de forma que finalmente se obtiene un producto que reúne tres características esenciales que lo hacen atractivo para cualquier tipo de consumidor, tanto el usuario doméstico como el restaurador u hostelero.

Una vez curada la panceta ya estaría lista para obtener el torrezno.
Dada la dificultad que entraña el modo de fritura para conseguir el torrezno crujiente y la imposibilidad de conseguirlo en zonas húmedas de España y tras un proceso largo de investigación hemos llegado a conseguir un producto que evita todos estos problemas y pone al alcance de cualquier persona, y poder conseguir un torrezno perfecto en 5 minutos de fritura.

ELABORACIÓN:

1º: En freidora a 180 ºC en 5 min. o en sartén con abundante aceite caliente, remover durante 4-5 min. para obtener un torrezno crujiente y de máxima calidad.
2º: Sabor excelente, dorado por fuera y tierno por dentro.
3º: Corteza muy crujiente y gruesa.

Los toranzitos son vendidos, en envases de 1,5 kg y en cajas de 6 bandejas que hacen un peso de 9 Kg. aproximadamente la caja, ambas con una caducidad de cuarenta y cinco días.